CAST / GAL

La hora de dormir
Tristana, 52, Cambre, A Coruña

Desde hace algún tiempo, ella se refugia en los sueños. Es ahí donde las cosas encajan y simplemente suceden. No gobiernan ni las jerarquías ni los límites, porque su cabeza se permite volar.
Cuando la memoria la abandonó, la identidad marchó detrás. Y ella se sintió vaciada. La gente, su gente cercana, la acompaña, pero no la entiende. Su mente desvaría y discurre por veredas solitarias. Todos la quieren, pero nadie la sigue.
¡Silencio! El reloj marca la hora de dormir… es su tiempo de soñar.
Compartir: