CAST / GAL

Mis sueños
Ángel, 50, Berriz, Bizkaia

Me tocó la Primitiva y con el premio ganado me compré la casa de mis sueños, junto al mar; conduje, al fin, el coche de mis sueños; conocí a la chica de mis sueños, que irremediablemente se enamoró de mis naturales encantos, y comencé una nueva vida sin vacas en el horizonte. Viajé por todo el mundo, frecuenté ambientes para mí antes insospechados. Todo en mi vida, en definitiva, cambió desde el mismo instante en que me tocó la Primitiva. También mis sueños cambiaron. Desde entonces ya solo soñaba con volver a ser la misma persona de antes.
Compartir: