CAST / GAL

La espera
HECTOR L.S., 59, Mosende, Pontevedra

Finalista

Se despertó angustiado de su sueño. ¿Un sueño? Con el corazón encogido fue al garaje y abrió el maletero del coche. Gracias a dios allí no había ni cadáveres ni motosierra. Aliviado se duchó y se vistió. Sus padres no estaban en casa. Se repantigó en el sofá y metió las manos en los bolsillos. Sus dedos palparon un papel. Era el ticket de compra de una ferretería. ¡Ayer se había comprado una motosierra! Tragó saliva. Pensó asustado en sus padres. "¡Que vuelvan pronto!", pidió al cielo, y entre lágrimas prometió que nunca más se negaría a tomar su medicación.
Compartir: