CAST / GAL

Despierta
Virgulilla, 22, Ortigueira, A Coruña

Soñaba para evadirme de la realidad. Dormir era una vía de escape fácil y segura de todo lo que me rodeaba. Relaciones, problemas o errores... Todo desaparecía cuando cerraba los ojos.

Un día se me ocurrió, medio en broma, que quizá podría dormir para siempre.

Ahora abro los ojos por primera vez en mucho tiempo y mi cuerpo entumecido grita que me levante. Y os veo a vosotros, mamá y papá, mirándome, llorando de alegría y llenándome de caricias.
Y mientras susurro un "lo siento", me doy cuenta por primera vez que soñar no lo es todo.
Compartir: