CAST / GAL

Un sueño recurrente
Mencía, 59, Petín

Cuando reaccioné tenía a alguien encima que intentaba reanimarme insuflándome aire por la boca. Tosí, me incorporé y busqué con la vista algún conocido. Era extraño, no reconocí a nadie, ni siquiera el lugar me era familiar. Entonces alguien se abrió pasa entre el gentío y vino directo a mí. Me envolvió entre sus brazos, me levantó, y a la vez que me besaba, susurraba: "¿Estás bien? ¡Qué susto me has dado!",
Lo miré extrañada. ¿Me habría tragado el mar y devuelto en una realidad alternativa? Bueno, quizás había llegado el momento de vivir aquel sueño recurrente.
Decidí quedarme.
Compartir: