CAST / GAL

Espiral
Juan El Deán, 53, Pobla de Vallbona, Valencia

Hacia la derecha, una carreterita antiquísima atravesaba un prado de refulgente tono esmeralda. Mis pasos de errabundo estaban para siempre desorientados. Aunque tuve suerte, pues a la diestra de unos álamos surgió una casita de peones camineros, la única habitada que he visto en mis correrías. En sus geranios una ancianita me invitó a comer para reponer fuerzas. Quise abonar mi estancia por las molestias, pero solo dijo que su carisma era albergar. Incluso, por no desairarla, eché profunda siesta.
Soñaba caminar flotando por un paisaje extraordinario. Hacia la derecha, una carreterita antiquísima atravesaba un prado de refulgente tono esmeralda...
Compartir: