CAST / GAL

¡Sueña!
juan josé, 76, La Eliana, Valencia

El amor no reside en el corazón aunque lo propugnen poetas y filósofos, los sueños residen en el cerebro y ambos son indomables. Los sueños son quizás nuestras vivencias incontrolables producidas por nuestras neuronas procesadoras y guardadoras cuando el cuerpo descansa. El cuerpo y la mente están interconectados por lo que: ¡hablad con vuestro cerebro durante el día!
El soñar con buenas perspectivas de conseguir algo para el futuro es otro concepto que surge de nuestras emociones y deseos de bienestar, pero puede que no se cumpla, pero hay que ser resiliente.
Compartir: