CAST / GAL

Pura textura
Mimi Lächeln, 17, Alicante

El tacto al tocar la arena había desaparecido, ya no sentía las arrugas de las manos de mi abuela al tocarlas y no lograba discernir entre lo suave y lo áspero. Toda esa pesadilla se convirtió en lo contrario al abrir los ojos y descubrir el tacto de las sábanas desechas que me constataban que un sueño puede enseñarte a valorar aquello que ignorabas. Después, no pude disfrutar más de ir al supermercado y tocar todos los productos para recalcarme que era capaz de sentir cada una de las texturas existentes en el mercado y aquellas que no se venden.
Compartir: