CAST / GAL

Paraíso
SoloSol, 26, Santiago de Compostela, A Coruña

Me desperté y sentí la tranquilidad de la brisa bajo el sol. Con los ojos aún molestos por la claridad entendí, mientras parpadeaba, que estaba lejos de mi hogar. ¿Qué quería decir aquello? Y lo más importante, ¿por qué me sentía bien sin saber dónde estaba? Mi mente me estaba jugando una buena pasada, podía respirar. Sonreí y me incorporé, sentía curiosidad por encontrar algo que me ayudase a entender. Después divisé una manzana mordida. ¿Me habían echado del paraíso?
Pues... ni tan mal. Será que algunas necesitamos romper las reglas y que no nos lo den todo servido.
Compartir: