CAST / GAL

EL BALONAZO
Ana, 48, Ávila

No sé el tiempo que llevaba dormida y disfrutando de mis sueños.
Claro, como a todos, me gusta la sensación de que todo puede ser posible y que los límites para hacer las cosas, son solo líneas imaginarias.
Pero la realidad llegó en forma de balonazo.
Me desperté, aturdida, con un terrible dolor de cabeza y enfadada porque todo había desaparecido.
Intenté con todas mis fuerzas retomar mi sueño, pero no pude. Me levanté Y observé ojiplática para darme cuenta, que la realidad puede ser mucho más emocionante, si la vives con tantas ganas, como el mejor de tus sueños.
Compartir: