CAST / GAL

A un instante de ti
Mario, 20, León

Anoche soñé.
Paseando por un campo de oro espigado iba yo de tu mano.
El cielo se teñía de rojo y violeta en aquella tarde de verano.
No se oía nada. El silencio y la tranquilidad se apoderaban del paisaje,
y aquel momento se había convertido en el más absoluto culmen del viaje.
Soplaba una suave brisa, como un vals, lenta y delicada.
Tu sonrisa brillaba más que la luna en el cielo colgada.
Y en el mismo momento que mis labios decidieron sellarse con los tuyos
el despertador decidió destruir esta escena con gran alboroto y barullo.
Compartir: