CAST / GAL

Sucumbir cada día
Montserrat Pérez Martínez, 53, Mataró, Barcelona

Atrapado en una pesadilla de la que no conseguía escapar, cerró los ojos y se durmió.

Los sueños le harían libre hasta el día siguiente.
Compartir: