CAST / GAL

Los sueños también son amargos
Cuscús, 24, A Coruña

El primero fue ser Paulina Rubio, el segundo profesora y después bióloga marina. Me apoyaste en todos, regalándome un gorro de vaquera, un archivador antiguo donde guardar los exámenes que me inventaba y un libro sobre delfines.

Después llegó el que pensamos que sería el definitivo, ser química, pero te fuiste antes de que se cumpliese, y de que me diese tiempo a cambiarlo.

Ahora con un título colgado en mi pared sonrió amargamente. Al final papá, tú me has dado el único sueño que perdurará toda mi vida, y es, el de volver a verte.

Bueno, y visitar Estambul.
Compartir: