CAST / GAL

Sueño con verte, abuela
MAR, 45, Sarriguren, Navarra

La abuela me hacia volar. Sus caricias, su amor, su ternura me teletransportaban a un sueño mágico. Era su preferido. Siempre me recibía con los brazos abiertos, notando su calor y, sin saberlo mamá, quitaba a escondidas las chocolatinas que me hacían el niño más feliz del mundo. Soñábamos sin saberlo. Yo, la disfrutaba. Ella a mi. Teníamos un código secreto. Un día se fue y me hizo soñar que, cuando sea mayor, inventaré la vacuna de la inmortalidad para estar siempre en sus brazos. Te quiero, abuela. Gracias por hacerme soñar y soñar contigo.
Compartir: