CAST / GAL

No vale taparse los oídos
Elías, 21, Betanzos, A Coruña

Tirarse a la piscina es eso.
No ver el fondo.
No saber si el agua es suficiente.

Cerrar los ojos y pensar que saldrá bien.
Una idea.
Un proyecto.
Una simple intención.

Soñar es ese punto de partida.
Vitamina.
Pistola de salida.
El estruendo siempre asusta.
Compartir: