CAST / GAL

Sueño que puedo volar
Dialpe, 24, Salamanca

En ocasiones sueño que puedo volar, que de mi espalda brotan unas coloridas alas que abrazan los vientos del cielo. La dicha y gozo de mi ser incrementa a cada instante según nado por el firmamento estrellado, acompañado por las afortunadas aves que no conoces las cadenas del suelo. Vuelo hasta llegar al pico más alto, donde observo la luna y esta me devuelve su sonrisa.
Entonces despierto, el piso sujeta mis pies con inconmensurable fuerza, allá donde mis alas estaban encuentro dos hilos carmesí y lágrimas resbalan descontroladas por mi rostro. Con gran pesar, trato de volver a soñar.
Compartir: