CAST / GAL

Ernesto
Dompimpón, 49, Arroyo de la Encomienda, Valladolid

Ernesto soñaba con una mejor vida, sin jornadas maratonianas buscando pescado. 
Ernesto soñaba con una vida más tranquila, sin estar siempre alerta, huyendo de las orcas. 
Ernesto soñaba con otra vida. 
Pero Ernesto era un tiburón y los tiburones no duermen. 
Compartir: