CAST / GAL

Primero interior
Cramen, 32, Ciudad Real

Le gustaba mucho leer para quedarse dormida, sobre qué daba igual, algo alegre, que no dejase poso de alquitrán.
Le gustaba mucho leer y sentir cómo transicionaba despacito hacia el calor y la niebla.
Y luego.
Luego la nada.
Era su momento favorito del día, todo para ella. Y lo mejor de todo; si se concentraba lo suficiente en lo que leía, casi se olvidaba de que al día siguiente seguirían sitiados.
O no seguirían.
Decían que esas nuevas bombas eran muy efectivas. Más que su las paredes de su primero interior.
Compartir: