CAST / GAL

Tierra de sueño
LAHISIN, 56, León

La tierra sudaba hambre, Anxo sudaba tierra, rezaba por las lágrimas del cielo, apretaba en sus manos aquella piel seca bajo sus pies descalzos, pero no dejaba de soñar mientras enterraba aquellas patatas de siembra.
Soñaba que un día los surcos heridos abrirían su vientre y lo marrón del silencio sería un grito de verdes, que sus manos agrietadas acariciarían el sueño.
Tres meses más tarde Anxo estaba molido, molido de costillas y de felicidad, mientras paseaba por el mercado, en todos los puestos veía el cartel de su sueño: "Tenemos patatas de Anxo".
Compartir: