CAST / GAL

Rubí
NESSUNO, 57, Madrid

Aquella noche tuvo un sueño. En él había una veleidosa rubia platino, el complicado robo de un banco y el eficaz furor de un hombre asesinando a un miembro de su banda, mientras le acusaba a gritos de haberse apoderado de la parte exquisita del botín: un rubí.
A la mañana siguiente, cuando caminaba por el concurrido paseo marítimo, apareció aquel hombre sin apenas disimular el fulgor de un cuchillo. Le dolió, más que la certeza de que iba a morir, saber que su vida había sido sólo un sueño. Tanteó su bolsillo para comprobar si la joya estaba allí.
Compartir: