CAST / GAL

Aquellos tiempos
Oldfiano, 49, Ponferrada

Gabriela, mi abuela materna, batía los huevos al ritmo de la canción del verano que sonaba en la radio.
El abuelo Diego pelaba las patatas con aquel mítico cuchillo del mango imitación marfil, procurando mondarlas de una sola vez, formando una espiral perfecta.
Yo, Santiago, así me llamo, lloraba, no porque la tortilla me disgustaba, todo lo contrario, era mi perdición, sino por ser el encargado de cortar las cebollas.
Sonó el timbre el cual me despertó de aquel sueño culinario.
"¡Qué tiempos aquellos!", pensé, mientras abonaba al repartidor el importe de una pizza mediana.
Compartir: