CAST / GAL

Joaquín y su cacharro
Abuela caníbal, 20, Aldea de San Miguel, Valladolid

Joaquín estaba que se tiraba hasta de los pelos de las orejas porque su máquina de reproducción de sueños no funcionaba como es debido. Daba patadas a todo su alrededor, frustrado por no saber por qué su proyecto de más de dos años no funcionaba todavía.
Hasta que se despertó. Fue a toda hostia al artefacto de metro y medio, pulsó los correspondientes botones (yo no sé cómo funciona) y vio las imágenes de su pataleta.
El grito de alegría se oyó en todo el vecindario, causando el despertar de los vecinos como si fuera un gallo.
Compartir: