CAST / GAL

Ensoñación
Meira, 65, A Coruña

El grito atraviesa la noche como una súplica
o una llamada de muerte,
¿cómo estar seguro?
No puedo reconocer esa voz, ¡no puedo!
Pero anhelo unirme a ese canto estremecido.
Entonces te busco en la oscuridad
como un niño asustado, y quisiera,
también yo, gritar mi desconsuelo.
Pero todo es vacío en este mundo de los espíritus.
Nada en el cielo me conmueve.
Compartir: