CAST / GAL

Lo que está por descubrir
MARIA, 52, LUGO

María, a su avanzada edad, intuía que aún le quedaba mucho por descubrir.

En el último año había aprendido a realizar la compra online sin necesidad de ir al supermercado y hablar con su hija por videoconferencia sin que estuviese presente.

Además descubrió que se podía teletrabajar sin acudir a la oficina y que la tele-formación permitía estudiar sin salir de casa.

Asimismo comprendió el valor de un beso, de un abrazo y observó que cuando la Humanidad cesa en su actividad, el Planeta se recupera.

Sobre todo percibió que en un mundo global es de vital importancia ser autosuficiente.
Compartir: