CAST / GAL

Una conversación nada casual
Rosa rosae, 46, A Coruña

Me desperté y, para quitarme la sensación de sueño, decidí bañarme en el lago.
La temperatura era magnífica y el color del agua cambiaba de púrpura a dorado con cada brazada. Entré nadando al salón y me senté en el sofá, junto a una anciana con una cara muy familiar. -¿Por qué sonríe?- pregunté- Porque he hecho realidad todos mis sueños- contestó - ¡Qué suerte, yo aún no he conseguido cumplir ninguno- le dije. -Los sueños no se cumplen, se trabajan duro. Así que ahora despierta y ponte a ello si quieres que nos encontremos aqui dentro de unos años.
Compartir: