CAST / GAL

A la luz de las estrellas
Clau, 18, Bergondo

Por un instante mi corazón dejó de latir. Tu mirada sonriente se fijó en la mía y, sin embargo, a mí me atrapaba una impaciencia inquietante. Corrí a abrazarte, desesperada, pero cuanto más avanzaba, más lejos te veía. De pronto, abrí los ojos y, lenta y dolorosamente, comenzó a desvanecerse tu dulce olor. No me sentía vacía, como esas noches en las que mi mente evocaba tu recuerdo para después arrebatarme cruelmente tu presencia. Simplemente me percaté de cómo la luz de las estrellas me devolvía en forma de sueños aquella sonrisa que un día me había dado la vida.
Compartir: