CAST / GAL

Decepción
malvarezart, 36, A Coruña

Notó con grata sorpresa cómo se metía en su cama y empezaban los besos, los roces y las caricias. Lo malo fue la súbita extrañeza que sintió cuando al encender la luz vio que no había nadie a su lado.
Compartir: