CAST / GAL

Renacimiento
Marieta, 55, A CORUÑA

Cuando vas cumpliendo años descubres la fragilidad de los sentimientos, de las sensaciones, de las relaciones. Todo adquiere otro color. Todo se ve de otra manera. A veces produce dolor, un completo desgarro. Pero en otras ocasiones, las menos, produce una grata alegría, un discreto placer. Conocer de cerca la hipocresía de quienes considerabas amigos. Ver con claridad la envidia, los celos de personas cercanas que creías seres incuestionables. Salir de la ceguera. De repente, todo cambia, se te enciende una luz. Qué sensación de libertad, se termina la esclavitud para quienes caminamos con honestidad, para quienes vamos de frente.
Compartir: