CAST / GAL

Intratable
UN BOSTONIANO, 48, Terrassa, Barcelona

Tras comerse la cerradura, les mostró la llave que hubiera abierto su taciturno mundo. Aquella noche, por fin, dormiría a pierna suelta.
Compartir: