CAST / GAL

Sueños eternos
ALAS DE SEDA, 63, Banyoles, Girona

Vuelan un revoltijo de lágrimas clamando el dolor de la despedida. Los nichos estratégicamente de cara al mar, parecen susurrar cada secreto que llega envuelto en espuma de olas. A veces, el viento los golpea sin tesón, son las noches de tramontana. Y reposan los muertos en un remanso de paz, soñando en el sueño eterno días de sol en los que avanzan las barcas traspasando la línea invisible que separa España de Francia.
¿Se puede vivir en la muerte? Imposible no hacerse esta pregunta en Portbou, en uno de los cementerios más bellos del mundo.
Compartir: