CAST / GAL

Si no sueño, grito
Wopke Lars Kok, 23, Madrid

Algo explota, pero nada cambia. Una nube tapa el sol y la lluvia me moja la cara. Oigo gritos, pero veo que provienen de niños jugando. Cuando suena otra explosión, sí cambia algo. Abro mis ojos, y veo cómo, encima de mi cabeza, la bombilla se mueve y parpadea. Bajo mi cuerpo, el suelo tiembla y, cuando la bombilla vuelve a brillar, distingo la grieta en el techo de hormigón. ¡Por ahí se filtra el agua! Intento descubrir el origen de los gritos, pero vienen de todos lados. Necesito varios minutos para darme cuenta de que yo también estoy gritando.
Compartir: