CAST / GAL

Luz
Guerrera tras la tempestad, 35, Vigo

Se me cayó la venda. Da igual lo apretada que la tuviera, se cayó, y la luz que no había visto casi me ciega.
Había dedicado tanto tiempo a hacerte feliz y a animarte a cumplir tus metas que se me había olvidado que yo también estaba aquí.
Descubrí que no te necesitaba para hacer todo lo que hacíamos juntos, que sola me bastaba.
Recordé que también yo tenía sueños, que estaba llena de ilusiones que había puesto en pause por ti.
Y decidí que no voy a seguir esperando tus promesas, voy a tomar las riendas de mi vida.
Compartir: