CAST / GAL

Ensoñación de amor
Po e ferida, 35, Vigi

Hace una tarde preciosa y estamos en un pequeño pueblo costero.

A pie de puerto nos esperan farolas apagadas y pequeñas bombillas enganchadas, iluminando el pedacito de mundo al que nos dirigimos, rodeado de flores casi tan bonitas como ella y, en el centro, una mesa.

Resplandece como una estrella lejana y todo su cuerpo vibra al compás de las olas y la música que nos envuelve. Me mira y le brillan tanto los ojos y la sonrisa que espanta todos mis miedos y dudas. Y me besa. Y el sueño se hace tan bonito que parece de verdad.
Compartir: