CAST / GAL

Te soñaré siempre
Lugoni, 39, A Coruña

Los resultados de las últimas pruebas no habían sido buenos.
No hacía tanto, planificaba un futuro lleno de viajes junto a nosotros, pero ni siquiera pudo hacer el viaje de regreso a casa.
¡Qué curioso! Toda la vida soñando, y al final, la única opción que le quedó, fue pedirnos que la busquemos en nuestros sueños.
Se fue pronto, pero no sin antes darnos una lección de entereza y valentía.
—Cuando veáis un destello en el cielo, seré yo, que os estoy guiñando un ojo —decía.
Sólo nos queda mirar al cielo, buscarla y viajar juntas en nuestros sueños.
Compartir: