CAST / GAL

Echar raíces
LuJ, 48, A Coruña

No estoy loca, solo que me circula savia en vez de sangre, y expulso resina al hablar. Todo empezó cuando soñé con un bolígrafo, subía y bajaba solo, después me dictó lo del bosque. Fue al caer la noche, me dejé envolver por una densa sombra. Escuché el martilleo de un pájaro, torturándome, y aparecí en un agujero. Un liquen me envolvió entera. Permanecí días macerándome. Y cuando me desperté, no sabía si era humana o vegetal. Porque cuando volví a soñar, quise sumergirme en un manto de tierra, y echar raíces, y buscar luz, en la oscuridad.
Compartir: