CAST / GAL

Redescubriendo mi infancia
Tagarnina, 76, Valladolid

Me di la vuelta y allí estaba: ¿Cómo podía ser? Era la misma casa de mi infancia, la chimenea de la cocina, en el fuego, sobre la trébede, el puchero del cocido y, ya sentados a la mesa, mis seis hermanos y mis padres. Mi madre retiró el puchero de la lumbre y comenzó a servir a todos, a ella la última. Hasta mí llegaba el olor de la sopa del cocido,
cuando… mi esposa, zarandeándome, me dijo:
-¿Pero no te levantas ya de la siesta, que vas a llegar tarde al trabajo?
Compartir: