CAST / GAL

Anatomía de un sueño
Morfea, 18, Barcelona

Cuando ella vio por primera vez una guitarra nací pensamiento, corto, efímero, fugaz. Años después, con la curiosidad y las ganas del principiante, me volví idea y no fue hasta meses de práctica y notas erróneas que me convertí en proyecto.

Ahora, ella camina hacia el centro del escenario con la guitarra en una mano y los nervios en la otra.
Ahora, es consciente de como de lejos quedaba la cima y lo mucho que ha escalado.
Ahora sí, sus manos temblando y su corazón intentando salir del pecho, creo que me conceden el poder de llamarme sueño.
Compartir: