CAST / GAL

La Noche Iridiscente
Ouphenos, 25, A Guarda, Pontevedra

Suelo esconder mis sueños en la almohada para que cuando las estrellas de la noche se vuelvan huecas, poder dibujar las mías propias. Así nunca me entregaré del todo a la ambivalencia del insomnio y el cielo nocturno seguirá siendo iridiscente, porque la iridiscencia es encontrar la armonía entre lo que uno quiere ser y lo que puede ser.

La noche siempre ha sido un lienzo grisáceo, pero en ella se han dibujado miles de colores. Por eso no me importa darle algunos de mis sueños, porque mientras siga habiendo alguna estrella, o incluso algún cometa, yo seguiré soñando también.
Compartir: