CAST / GAL

Promesas vanas
Dobby, 15, Urda, Toledo

Querida vida:

Anoche soñé contigo.

Soñé que me susurrabas un para siempre.

Entonces recordé que el siempre fue una mentira y lo que en verdad querías decir era para.

No tendrías que haberme mentido. Ahora ya no puedo parar. En verdad no lo siento, aunque siento cierta lástima por ti. ¿Qué se siente cuando eres consciente de que todo lo que creas se acabará marchitando? No te preocupes, al final te acostumbras. Tampoco hace falta que contestes. No espero tu respuesta.

Felices sueños,
El Tiempo.
Compartir: