CAST / GAL

Bostezo de sol
Pipita, 35, Madrid

Cerró sus ojos. No por el reflejo del sol, sino para seguir soñando con él.
Compartir: