CAST / GAL

Lustros, Décadas o Milenios
Lucía, 18, Jerez de la Frontera

Amado esposo:

"Te esperaré durante el tiempo necesario, ya sean lustros, décadas o milenios." Esas fueron mis palabras de despedida.

Aún te espero, tal como Penélope. Desde tu partida he rogado a la luna que te devuelva a mí, he deseado volver a sentirte, volver a olerte, volver a compartir sábanas contigo, despertarme en tu regazo como cuando éramos jóvenes y estábamos repletos de sueños y ambiciones.

Finalmente, me di cuenta de que no puedo seguir esperándote, mi paciencia se agota. Y la única forma que tengo de volver a estar contigo es...

-El resto de la carta era ilegible-
Compartir: