CAST / GAL

La pedida
Storm Jones, 20, Pontevedra

Acababa de confirmar que todo estaba en orden, hoy es el día. La camarera llegó con el vino que habíamos pedido, y con ella trajo una galleta de la fortuna. Él se sorprendió, pero pensó que era cortesía del restaurante. Le ofrecí la galleta porque sé que le encantan estas cosas. Dudó unos instantes, pero cogió la galleta y la abrió. “¿Quieres casarte conmigo?”. No. Eso fue lo último que escuché antes de abrir los ojos y verle tumbado a mi lado. Llevamos más de diez años casados, pero todavía me despierto con miedo de no tenerle a mi lado.
Compartir: