CAST / GAL

SUEÑOS y sueños
Cleopatra, 47, Meirás, A Coruña

Antes mis sueños eran de primera; la felicidad la marcaba el reloj a las seis menos cinco, esos últimos minutos parecían eternos, pero cuando la aguja rozaba el número 12 y se cerraban los libros, me convertía en un pájaro que extiende las alas o un corzo en plena estampida; lo que me esperaba tampoco era nada de otro mundo: un sofá mullido, un bocata con zumo, y los dibujos de la tele.
Llegar al viernes era mi sueño preferido.
Ahora me conformo con que me toque el turno en la cola del súper...
Compartir: