CAST / GAL

El primer amor
Goyo, 35, Palencia

Finalista

Aquella tarde de verano no era diferente de las demás hasta que desde la lejanía te vislumbré. Lentamente nos fuimos acercando y una mirada se entrecruzó, no sin un cierto pavor. Después, nuestras manos se estrecharon y se juraron amor eterno. Sonreímos, nos dijimos frases banales al oído y un beso nos selló.
Ese mágico instante dio paso a una vida entera juntos, en la que descubrimos que el uno no era capaz de vivir sin el otro.
Compartir: