CAST / GAL

De tal palo
Carlos, 29, Valladolid

Eran otros tiempos. Lo que se tenía había costado mucho ganarlo.

Daba igual lo que le dijéramos.

- Déjalo abuela, ya lo hago yo…

- ¡Tira esa servilleta, que llevas tres días con ella!

Huérfana desde los siete, no acostumbraba a obedecer. Sabía lo que tenía que hacer, y pocas veces se equivocaba.

Hoy fuimos a comer con su hija, nuestra madre. Nada más traer los platos, y con sutil maestría, mamá guarda la servilleta.

- Es de las buenas, susurra bien bajito.



Dicen que cuando nos vamos nunca lo hacemos del todo. Qué bonito descubrir que así sea.
Compartir: