CAST / GAL

NO HAY SUEÑOS SIN TI
Francisco de Sales, 68, A Coruña

Irrumpiste en todos mis sueños sin pedir permiso. Te adueñaste del tiempo de descanso lo mismo que te adueñaste de mi mente, de mi corazón y de mi vida.
Acaparaste toda mi atención.
Te convertiste en el motivo de todas mis respiraciones… y de mi vida. “Nuestra vida”, dijiste cuando te lo conté.
“Juntos eternamente”, añadiste, pero no lo has cumplido. No te has quedado en nuestra eternidad.
Donde estés ahora… ¿me recuerdas?, ¿me sonríes?, ¿me estás esperando?
Sigues alborotando mis sueños, los nocturnos y los de la vigilia.
Por eso no puedo decirte adiós. No puedo.
¿Me sigues amando?
Compartir: