CAST / GAL

El sueño de mi vida
OBIOBIOBI, 44, Villares de la Reina

Nada parecía distinto a la realidad. Era un sueño tan real como la vida. Era una vida tan real como un sueño. Porque los sueños son reales, existen. Y sin embargo, la vida parece un sueño, pero no lo es.
Soñé que vivía. Vivía soñando. Y aunque la vida, a veces te quita el sueño, no dejé que me alejase de mis sueños. Así que seguía soñando. Sigo soñando. Seguiré soñando.
¡Qué sueño más grande: Vivir!
Compartir: