CAST / GAL

Tan real
REINATA, 37, Valencia

Era uno de esos días, en los que te sientes que puedes con todo, así que con esa confianza me adentré en el despacho de mi jefe para renunciar al trabajo. Por fin me sentía con ilusión y con fuerza para apostar todos mis ahorros a mi negocio soñado, una tienda de cordones de diseño para zapatos. Negocio arriesgado, pero innovador. En mi primer día de apertura, empezó a sonar el timbre, ¡serían mis primeros clientes!
El timbre no cesaba y cada vez sonaba más y más fuerte. No conseguía apagarlo, hasta que ese grotesco ruido me despertó.
Compartir: