CAST / GAL

Ella y su piel
SLL, 47, Poio, Pontevedra

Ella detuvo su mirada en su mano.
Él sujetaba con firmeza el lápiz, mientras anotaba la cuenta del ramillete que acababa de preparar. Era incapaz de mirar fijamente a esos ojos color índigo que tantas veces había soñado y por los que se sintió terriblemente hipnotizado. Nunca se fijaría en él. Nunca querría que esas manos la acariciasen.
Ella pagó y con una breve sonrisa se despidió envuelta en el tintineo de la campanilla de la puerta. Y mientras salía, suspiró pensando en todos los sueños en los que esa mano acariciaba su piel.
Compartir: