CAST / GAL

Los sueños saben a mar
Marta, 42, Madrid

—“Por fin seguiré una corriente”—sueña la gota de agua mientras cae al río que emana de la montaña.
Un río que anhela ser mar, tallar la costa del norte.
Y en el mar el oleaje, los barcos de mercancías, mareas de responsabilidad pesan sobre su horizonte.
—“Ojalá pueda volar—sueña ese grandioso mar—libre, ligero y sin cargas”.
Y, antes del amanecer, una tupida neblina se formó sobre la playa.
Las nubes, llorosas y atormentadas, sueñan con ser más calmadas.
Y el nublado día amanece con una ligera lluvia que reposa, gota a gota, de nuevo sobre la costa.
Compartir: